Por admin | diciembre 30, 2008 - 13:19 pm - Publicado en General

Para que un pueblo, ciudad o país esté plenamente satisfecho y sea rico económicamente, social y políticamente, deberá ser autosuficiente. Debe proponer, aprobar y desechar sus propias leyes y normas de convivencia. Esta situación mejoraría notablemente la situación de desamparo y de desavenencias que viven muchas ciudades, pueblos y países de todo el mundo. La propuesta es clara y simple; se trata de que cada ciudadano controle su propia vida.
Desde el diario Yihad queremos proponer que las leyes que afectan a la totalidad de España sean propuestas, aprobadas y modificadas por la totalidad de España, sin la intervención de un presidente de gobierno ni ningún órgano que haga y deshaga a su antojo sin el consentimiento del pueblo. Asimismo, las normas y leyes que tengan que ver con un determinado pueblo las debe aprobar ese mismo pueblo y no la ciudad o el país al que pertenece. Esto debería suceder en todos los países del mundo.Pero ahí Desde el diario Yihad queremos proponer que las leyes que afectan a la totalidad de España sean propuestas, aprobadas y modificadas por la totalidad de España, sin la intervención de un presidente de gobierno ni ningún órgano que haga y deshaga a su antojo sin el consentimiento del pueblo. Asimismo, las normas y leyes que tengan que ver con un determinado pueblo las debe aprobar ese mismo pueblo y no la ciudad o el país al que pertenece. Esto debería suceder en todos los países del mundo.La política de hoy en día –cualquier partido político, de cualquier índole- no es sincera, no mira por y para sus ciudadanos. El ansia de dinero y poder hace que la mayor parte de las promesas (por no decir todas) durante las campañas electorales se queden en eso, en simples promesas, datos teóricos que quedan muy interesantes a la hora de hablar al vulgo. La gente está cansada de esta situación, estamos todos agotados de tanto gobierno hipócrita e interesado.
Necesitamos un cambio, un cambio urgente que nos tranquilice y nos lleve a buen puerto. ¿Cómo podemos empezar a cambiar el rumbo de nuestras vidas? Pues muy sencillo, primero, cambiando la mentalidad del mundo entero, una locura, ¿no? A ver, por algún sitio hay que empezar, pues empecemos por España, observemos y juzguemos a nuestro propio país. Hace algunos años gobernó el PP y actualmente es el PSOE el que está en el poder. Y yo me pregunto ¿ha cambiado en algo esa sustitución de un gobierno por otro? Evidentemente no. Seguimos estando en crisis, seguimos teniendo el mismo sueldo y pagamos más por los alimentos que consumimos.
Además, los carburantes están por las nubes gracias a las malas políticas exteriores e interiores de los gobiernos; cada vez hay más seres irracionales abandonados, el hábitat está más dejado y descontrolado; hay más asesinatos y mas abusos de poder, etcétera. Si nos ponemos a relatar podríamos escribir un libro. Y es en estos momentos en los que deberíamos “pegar el cambio”.
Evidentemente, habría una serie de representantes del pueblo para que, simplemente se limite a trasladar o a ejecutar lo que una mayoría quiere que se haga. Esta persona no tendría autoridad alguna, serían los “legisladores de las leyes”, ya que el pueblo siempre tiene que tener la última palabra.
Todas las personas mayores de 18 años podrían votar y opinar sobre todo lo que se propusiera por parte del pueblo. El sistema de votación consistiría en que cada mes o cada tres meses se votarían las leyes, las normas, la ética y la moral del comportamiento a seguir por la sociedad.

Este articulo fue publicado el 30 diciembre 30UTC 2008 a las 13:19 y esta archivado en General. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.